Los implantes dentales realizan la función de raíces artificiales para los dientes perdidos, proporcionando la base para el nuevo diente.
Si el hueso está en buenas condiciones de cantidad y calidad, con implantes se pueden sustituir dientes sueltos aislados, tramos de varias piezas o incluso en desdentados totales, permitir llevar prótesis fijas donde antes llevaban prótesis que se movían o se caían.

Los implantes ofrecen ventajas importantes comparados con otras opciones de tratamiento.

  • Parecen, se sienten y funcionan como dientes naturales.
  • Para colocar una corona o un puente sobre implantes no es necesario tallar dientes sanos.
  • Capacidad de volver a disfrutar de nuevo de los alimentos más variados.
  • No se necesitan adhesivos para mantener los dientes en su lugar.
  • Los implantes se cuidan como los dientes
  • Mejoran la masticación lo que ayuda a las digestiones.
  • Ayudan a prevenir reabsorciones óseas y mantendrá tu aspecto natural.
  • No sufrirás más situaciones incómodas con dentaduras que no son fijas.

 (Ver folleto)

Volver a tratamientos