Son los procedimientos que permiten restaurar los dientes dañados por caries, traumatismos, desgastes, malformaciones, etc., devolviéndoles la forma y función alterada. Se realizan a base de materiales compuestos de resina y cerámica. Tales como reconstrucciones, obturaciones (empastes) e incrustaciones.

Volver a tratamientos